Se prohibió el ingreso de nuevos detenidos a la cárcel de Saavedra. La Càmara de Apelaciones de Bahìa Blanca confirmó lo resuelto por la Jueza de Garantìas Susana Calcinelli

La resolución de primera instancia estuvo basada en las falencias estructurales en dos pabellones a más de superpoblación, falta de higiene, comida insuficiente y falta de colchones.
La justicia de Bahía Blanca dispuso prohibir momentáneamente el ingreso de nuevos detenidos a la Unidad Nº 19 de Saavedra hasta tanto se sumen los colchones correspondientes, además de pedir solución a una serie de falencias estructurales en dos pabellones que, según se aclara en la resolución, agravan las condiciones de detención.
De esa manera se aceptó un recurso de habeas corpus a favor de los reclusos de la Unidad Penal Nº 19. que se encuentra en una situación de sobrepoblación como todo el Servicio Penitenciario Bonaerense, que tiene unas 28 mil plazas pero más de 42 mil detenidos.
La medida, que había sido dispuesta por la jueza de Garantías Nº 3, Susana Calcinelli, fue confirmada ahora por la Sala I de la Cámara Penal, con los votos de los jueces Pablo Soumoulou y Guillermo Giambelluca.
La Cámara rechazó de esa manera la apelación formulada por el doctor Maximiliano Veloso, director provincial de Asuntos Contenciosos de la Subsecretaría de Política Penitenciaria.
Veloso argumentaba que la medida judicial es infundada, altera decisiones organizacionales y de gestión, invade facultades propias del Poder Ejecutivo y afecta a todo el sistema penitenciario en su conjunto.
La resolución “no fue arbitraria ni irrazonable”, explicó la Cámara.
Se tomó a partir de una visita institucional al establecimiento carcelario, el 26 de abril pasado, por parte de la jueza Calcinelli.
Remarcó la jueza que tanto el pabellón de Separación del Área de Convivencia (denominado SAC), como en el pabellón Nº 7, de modalidad estricta, “existen falencias de carácter estructural”.Citó humedad en paredes y pisos, roturas de vidrios, presencia de moscas, malas condiciones de higiene, canillas rotas o con pérdidas de agua en algunas celdas, colchones en malas condiciones o falta de los mismos. También anotó quejas por la comida y que algunos internos están las 24 horas encerrados en sus celdas. Todo eso, a criterio de la Cámara, configura un “agravamiento de las condiciones de detención”. La Dra. Calcinelli dispuso la fumigación de los pabellones, la reparación de las cañerías y canillas, como así el destape cloacal pertinente y la reposición de vidrios y también prohibió el ingreso de nuevos detenidos hasta que se provean los colchones necesarios.Todas esas medidas fueron confirmadas por la Cámara de Apelaciones.

De todas maneras, trascendió que entre la resolución de Calcinelli y la apelación que ahora votó en el mismo sentido la Cámara, en el penal saavedrense ingresaron más de 100 internos nuevos, con lo cual la capacidad (de 750 plazas) está superada. Si bien el número es dinámico, se estima que hay en la actualidad casi 900 internos en el lugar.

De todas maneras, la situación en la cárcel local (Villa Floresta) es igual o peor en ese sentido, lo mismo que en presidios del conurbano, desde donde enviaban hasta hace un tiempo presos a las penitenciarías del interior bonaerense.

Fuente diario La Nueva

En julio 17th, 2018, publicado en: Jurisprudencia, Novedades, Situación Penitenciaria por

Dejar Comentario